9 Dic

Ciencia veterinaria y calentamiento global: una mini visión peruana a propósito de la COP20

Marcelo Rojas Cairampoma

Profesor Principal cesante de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Miembro Honorario de la Asociación Peruana de Parasitólogos.

Ex Miembro Titular de la Academia Peruana de Ciencias Veterinarias.

Profesor de Post Grado en: Univ Nac San Luis Gonzaga, Univ Los Andes, Univ Nac Cajamarca

y Univ Autónoma de Nuevo León (México).

Resumen

La alusión a los rumiantes, y en especial a los bovinos, como emisores de gases (metano) para el calentamiento global por efecto invernadero, plantea a la ciencia veterinaria un rol pertinente. En tal sentido con la realización de la COP20, en Lima, es una ocasión para reflexionar sobre los conocimientos científicos disponibles y utilizados en el ámbito académico veterinario. Tal es el objetivo del artículo.

Palabras clave: Calentamiento global ǀ bovino ǀ metano ǀ Perú.

Abstract

The allusion to ruminants, and especially cattle, as issuers of gases (methane) for global greenhouse warming poses to veterinary science a relevant role. In this connection with the completion of the COP20, in Lima, is an occasion to reflect on the available scientific knowledge and used in the veterinary academia. This is the purpose of the article.

Key words: Global Warming | bovine | methane | Perú.

Introducción

En línea con el título, el tema central es la alusión a la ganadería bovina como 4to colaborador al calentamiento global por efecto invernadero (CGPEI), en el Perú. Fig 1, a propósito de la COP20 (United Nations Climate Change Conference 2014).

Radiografía de liberación de gases

Fig 1. Perú: Emisores de gases de efecto invernadero en el 2009.1,2

Pero, dada la complejidad del tema: CGPEI, es necesario presentar primero algunas precisiones, y que para una expeditiva comprensión lo acompañaré con figuras y cuadros, dejando al lector la facilidad para adicionales interpretaciones.

1.En el ámbito científico aún persiste posiciones que atribuyen al fenómeno como un estadio de alternancia de enfriamiento/calentamiento que ha caracterizado al planeta por miles de millones de años.3 Recientemente, parece estar aumentando la evidencia que muestra la conexión entre el calentamiento global y la inyección industrial de gases invernadero. Sin embargo, la conexión, aún no está clara.

2. Hay posiciones de tinte ideológico marxistoide [ambientalistas o negacionistas o verdes por fuera y rojos por dentro (como una sandilla)] en contra de su archienemigo: el capitalismo.

3. Hay intereses político – económico: los intereses de los países Desarrollados del Norte (incluida China), vs los países en Desarrollo del Sur. Situación que ha hecho que las recomendaciones de todas las COPs, aún no sean vinculantes, y por tanto no hayan pasado de ser mas allá de Reuniones sociales y arribo a medidas simplistas y entusiastas.

No obstante, en este acápite toma sentido la reflexión: “Y está la verdad incómoda más importante: no hay progreso material sin impacto ambiental. Y no se sale de la pobreza sin ese progreso. Entonces, ¿priorizamos la reducción acelerada de la pobreza con potentes tasas de crecimiento económico o priorizamos la defensa medioambiental a costa de desacelerar ese crecimiento? No es casual que Estados Unidos y China, que generan la mayor parte del CO2 del planeta, sean al mismo tiempo las actuales locomotoras del crecimiento mundial”.4

4. Sin embargo, hay evidencias de actualidad, que guardan congruencia con los cambios climáticos que se observan en el mundo moderno, producto de sus variables intervinientes, las mismas que no estaban en las era paleozoica.

Los fenómenos, tiene su espacio y su tiempo; de manera que los conocimientos correspondientes deben evaluarse en el sistema o interrelación de estas dos variables, de inexorable cambio constante. Simplemente: las variables de la primera mitad del siglo pasado, son radicalmente distintas a las del presente siglo.

Ahora bien, para contextualizar y conceptualizar el tema, invito analizar la Fig 2, que explica el efecto invernadero y calentamiento global (figura disponible en Internet).

Leer el Artículo Completo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *